domingo, 22 de septiembre de 2013

The Winery Dogs- Sala Apolo, 21/09/2013, BCN.

Que sobre un escenario se encuentren músicos como Kotzen, Sheehan y Portnoy, ya es un sinónimo de calidad garantizada y te asegura un alto porcentaje de que sus shows sean completos y saquen el máximo rendimiento de un proyecto que parece lejos del encorsetamineto de estar en una banda con un líder nato o bien de tener que demostrar la valía de cada uno de sus miembros. Si tomamos como referencia recientes "All Star Bands" como Black Country Comunion o Chickenfoot se siembra un mar de dudas, pero en el caso de Winery Dogs el HardRock de corte adulto (no confundir con AOR) es el denominador común, y demostraciones técnicas aparte, ese fue el denominador común del show.


El show de The Winery Dogs fue perfecto en ejecución como era de esperar, pero de una manera distendida y con ganas, cosa que hace que enganchen a su publico, ya de por si entregado desde el primer minuto. Si podemos destacar algún miembro de la banda, esa es sin duda la figura de Ritchie Kotzen, tranquilo preciso en ejecución sobre su instrumento y sobre todo haciendo gala de una voz de tono espectacular y hermanada con la de Chris Cornell. Es una pena que a pesar de tener sus quince minutos de gloria en Poison y a posterior en Mr. Big, Kotzen no haya llegado al reconocimiento del que si disponen sus compañeros de banda, un Sheehan mu metido en el show y lanzando mil y una carreras por su bajo y un Portnoy animando el evento detrás de su Kit de batería y con sobrada actitud.


Musicalmente recrearon los temas de su disco, que sonó al completo abriendo con "Elevate" y finalizando con "Desire", hubo tiempo para lucimientos personales pero sin excesos, ya de por si los temas del disco recrean partes instrumentales muy elaboradas. Kotzen se colgó la acústica para el cover "Stand" de Poison, que toco en solitario y nos engancho, el "Hit" elegido de Mr. Big fue "Shine", normal teniendo en cuenta que es de la etapa con Kotzen, pero para mi no fue acertado del todo, es un tema demasiado comercial, podrían haber metido un tema más potente. Como "Highlight" de la noche, sin duda me quedo con la interpretación de "The Dyng" seguida por "Regret", ambas ubicadas al final de álbum de la banda y con un Kotzen en estado de gracia en ambas. Sin duda un buen show, con mucha calidad sobre el escenario, quizás excesivamente profesional, pero con mucho alma en su interpretación.