jueves, 9 de febrero de 2012

Mark Lanegan Band “Blues Funeral (2012)”.

Muchos piensan que Lanegan solo da todo su potencial cuando colabora con otros artistas, ya se a en los discos de éstos (QOTSA, Twilight Singers, Mad Season) o formando tándem (The Gutter Twins o Isobel Campbell) o bien otros prefieren en exclusiva alguna de sus múltiples facetas, desde el intimista de sus inicios en solitario, el más Rock, el que se acerca a la electrónica (Bomb The Bass, UNKLE) el que presta su voz para los excelentes Soulsavers, etc…para mi, ningún problema con sus facetas, prácticamente las disfruto todas, quizás la que menos cuando se pone excesivamente melancólico.

En su nuevo album “Blues Funeral (2012)”, se nos muestra en todo su esplendor multidisciplinar, donde intenta abarcar todas sus caras y generará dudas entres sus seguidores puristas. Bajo el nombre de Mark Lanegan Band, se recogen unos cuantos artistas desde el productor Alain Johaness pasando por Greg Dulli, Jack Irons y como no Josh Homme. La primera parte del album para mi es la que muestra a un Lanegan más metido en sus registros habituales, oscuros y enrevesados, para muestra el adelanto “The Gavedigger’s Song” y que abre el disco, podía estar sacada desde cualquiera de las Dessert Sessions.

“Bleeding Muddy Water” se presenta como un blues ahogado y sinuoso, aunque se nutre de múltiples arreglos que le dan ese aire de calle desierta en un Spaguetti Western a las cuatro de la tarde, “Gray Goes Black” abre la particular aventura luminosa que recorre varios temas del disco, las guitarras no desentonarian en un disco de The Raveonettes y le siente muy bien a la voz de Lanegan, todo ello con un adorono en forma de caja de ritmos, “St. Louis Elegy” retoma el lado pausado sobre una base electrónica que se alimenta de sonoridades fronterizas y unas arreglos de voces sobre el estribillo, “Riot in My House” se redirecciona sobre el lado rock de distorsión y cargado de efectos, como los Cult del disco de la “Cabra”, guitarras punzantes y ritmo sintético.

Al llegar a “Ode to Sad Disco” nos encontramos con un tema con base de baile, donde la voz rasposa se fusiona con los “Beats” electrónicos sin problema, en la onda de sus colaboraciones con James Lavelle (UNKLE), recordemos que Lanegan giro con Soulsavers en 2009 abriendo cada noche para Depeche Mode, por lo que posiblemente se vio influenciado por los mismos. En "Phantasmagoria Blues" parece que todo vuelve a su lugar, pero "Quiver Syndrome" retoma al artista vitalista y luminoso, múltiples efectos adornan un tema de estribillo Stoniano y que recuerda a dandy Warhols.

"Harborview Hospital" es un tema que desearían Kings of Leon para aplicarlo como “Hit”, subiendo poco a poco y con armonías perfectamente estructuradas que estallan controladamente, "Leviathan" se baña en referencias algo “etnicas” dentro del contexto del album y el cierre del funeral del blues se mueve entre lo relajado de "Deep Black Vanishing Train" y los beats a medio gas de "Tiny Grain of Truth". Ahora solo falta ver que matices se lleva al directo Lanegan y como los aplica como banda, yo espero verlo, ya que su lado más íntimo quizás era el que menos me atraía y esta paleta de sonidos se me antoja muy interesante.

6 comentarios:

PUPILO DILATADO dijo...

Por lo que voy leyendo aquí y allá me voy haciendo una idea para cuando "Blues Funeral" esté en mis manos. Parece que no está decepcionando a nadie porque está ofreciendo algo relativamente fresco y variado.

Ganas, ganas.

J.M.B. dijo...

La semana que viene lo tengo en casa. Me muero de ganas de escucharlo y ya no te cuento de verlo en directo en un mes.

Saludos

ROCKLAND dijo...

Yo como realmente disfruto con este hombre es cuando se deja de colaborar en proyectos paralelos, es decir me rindo ante su material propio y ya le tenía ganas a este "blues funeral", que llevaba tiempo esperando.
Me ha costado un poco al principio al verle desenvolveres por texturas musicales distintas pero al final te atrapa. El tío es como un himán, je,je. Y su voz es algo única...posiblemente la mejor del panorama actual.
El disco gana con las escuchas y confirma que Lanegan es un grande de verdad.
Un trabajo arriesgado, muy pulido y con variedad de matices que uno va descubriendo con las escuchas.

Saludos.

Ofersan dijo...

Pupilo- Si sigues la carrera de Lanegan, lo disfrutaras en todos los temas, te lo garantizo.

JMB- Estoy espectante como desarrollara estos temas en directo, corre ya alguna grabación por la red.

Rockland- Yo creo que con las colaboraciones Lanegan se desahogaba, ahora todo eso se lo aplica a si mismo y a creado un disco redondo.

Saludos a todos

LoRbAdA dijo...

Burning Jacobs Ladder es un temazo y es una pena que no lo haya incluido en el disco. El album me encanta y esos toques indrustiales suenan genial. Para mi este disco es de sobresaliente, hacía siglos q no sacaba disco en solitario pero ha merecido la pena la espera.

Un saludo.

Ofersan dijo...

Lorbada- Jacobs es un temazo, lo disfrutamos solo los que nos acerquemos al single, por cierto te recomiendo el vinilo doble de color verde, es una edición realmente bonita. Saludos