lunes, 20 de mayo de 2013

Graveyard- Sala Apolo2, 19/05/2013, BCN.

Posiblemente de todas las bandas que han surgido recientemente de clara orientación retro y enfocadas a ese Hard Rock con aire psicodelico,setenteroy que toma pinceladas del Doom, Graveyard parecen ser los elegidos por la masa para que llegue lejos. En 2012 actuaron en el festival Azkena dejando buen sabor de boca y mejores maneras, ese factor ha ayudado para colgar el cartel de "Sold Out" en los clubs de las diferentes ciudades de su gira por España. Presentaban "Lights Out (2012)", de matices puramente setenteros, aunque a mi la voz en los momentos más melódicos me recuerda a Jeff Buckley en ciertas tesituras, aunque en directo la voz no alcance ese nivel, como en el caso de "Slow Motion Countdown".


Con una larga cola en el exterior del local, los correspondientes tópicos en los comentarios del personal y la sensación de estar en el momento adecuado, salta la banda a escena con el sonido de sirenas de fondo. El sonido que no se acabo de ajustar hasta entrados un par de temas, ya en su segunda toma suena "Hisingen Blues"', para mi uno de sus temas más potente y que creo que suena demasiado pronto, para mi el orden de sus temas en el set, es lo que no dota al show de más dinamismo, creo que piezas como la citada anteriormente o "Seven Seven" deberían sonar en la recta final del show, aunque esto no es impedimento para darnos cuenta de la calidad de sus temas y sobre todo del "feeling" con el que los aplican.


Cabe destacar que la prácticamente estática actitud escénica queda soportada en el caso de Graveyard por un sonido potente, sobre todo en su sección rítmica, pero quizás la guitarra de su vocalista Joakin se comía la de su compañero, impidiendo sobre todo en los temas de su primera obra que sonarán con la profundidad correspondiente, aunque estas se aplicaron muy bien el momento "Jam" Space Rock de la noche que supuso "Thin Line" que dio paso a "Goliath" para cerrar la primera parte del set con uno de los mejores temas de su último álbum.


A nivel personal el bis no me engancho y me dejo con la sensación de necesitar algo más, creo que no  remataron la faena del todo, posiblemente, y esto ya es personal, porque los temas elegidos no fueran de los más potente o porque falto algo más abrupto o un buen cover de una banda clásica para rematar. A modo de resumen, en poco más de una hora, los suecos cumplieron con aquello de "yo estuve allí" , esperemos que muchos de los que llenaron la sala los sigan cuando estos saquen un disco, y que ese disco se tan bueno que los ponga en órbita definitivamente.

Fotos by Alvar73.

8 comentarios:

sammy tylerose dijo...

A mi en el Azkena me pasó un poco como a tí. Sí, una buena banda, buena estética y una muralla de sonido potente, pero me faltó algo. Para mi gusto son las canciones, no me acaban de cuajar, pero cualquiera lo dice en voz alta, con la de die-hard fans que les han salido!

Ofersan dijo...

Si, ayer pudimos darnos cuenta de que si nada se tuercen son los elegidos por ese sector del publico que de vez en cuando se adueña de una banda para hacerla grande, bueno y la prensa también. A mi muchos de sus temas me enganchan, sobre todos los más relajados, pero otros sinceramente me pasan desapercibidos, creo que ese es el punto flojo, cuando saquen otro disco veremos.

ROCKLAND dijo...

Pues, no es una banda que me vuelva loco. Lo he intentado varias veces pero no me acaban de enganchar. Eso sí, se agradece que bandas de rock duro llenen salas. Flipante!
Por cierto, cómo me gusta ver el disco de Greg Prevost en tus recomendaciones. Eso sí es un disco de rock'n'roll con todas las de la ley. Mañana en mi blog le dedicaré unas palabras como se merece.

Saludos.

Ofersan dijo...

Pues si, la sala a tope, eso solo puede significar una buena noticia. El disco de Greg es tremendo, madre mia! Yo también le he dedicado unas letras, en unos días las subire. Saludos.

Sepi dijo...

Hola Ofersan, nos conocimos a la salida en el bar mientras charlaba con Alvar (saludos Alvar, grandes fotos, jejejj!). Lo de Graveyard coincido contigo en lo de la sensación de estar en el momento adecuado el día oportuno. La banda me dió lo que eché de menos en el Azkena, allí ya me enamoraron pero lo del Apolo fue un salto cualitativo, pusieron una marcha más y se agradeció. Mención especial para el baterista que estuvo inconmensurable, con pocos artificios y muchisimo feeling, me pareció realmente un maquinón. La distribución de temas me pareció correcta, soy de los que creen que al inicio de los shows hay que ir dejando caer perlitas (como tu bien dices Hisingen Blues por ejemplo) para entrar rápido en calor.. Yo salí encantado y sí! coincido también contigo, una versión añadida al los bises de una banda clásica o una nueva lisérgica jam al final lo hubiera bordado, pedimos demasiado tal vez....? Grandes Graveyard, ya cuento los días para poder disfrutar de una nueva descarga de los suecos..

Ofersan dijo...

Sepi- Gracias por dejar tu opinion en el blog, yo no los puedo comparar con el Azkena, pero todos coincidis que la banda se ha esmerado en uño y ahora si convencen, una pena lo del cover, je,je....pedimos mucho. Saludos.

Mr. Sabbath dijo...

Pues en Madrid por problemas de sonido les falto esa pegada sónica que les caracteriza. Una pena. De todas formas, y estando conformo con ellos, creo que el "publico" les hemos empujado demasiado rápido a salas mas grandes de lo habitual en su genero y a darnos un concierto épico, pero vamos, es mi pensamiento claro. Creo que si no se tuercen pueden darnos buenos años de rock.

Saludos!!!!!

Ofersan dijo...

Si, quizás algo mas de rodaje para llegar a las masas no les hubiera venido mal, se pueden comparar un poco a Gaslight Anthem en ese aspecto, están llamados a ser grandes. Saludos