domingo, 13 de diciembre de 2015

Danzig "Skeletons (2015)".

Es totalmente decepcionante como un personaje de carácter “legendario” como es Glenn Danzig, al cual se le presupone que tiene un conocimiento musical brutal de unas influencias totalmente recomendables y con mucha calidad, no sepa retroalimentarse de las mismas para editar un álbum donde recreé las mismas. Si bien Glenn no esta a la altura en sus interpretaciones, ya desde el dudoso gusto en la portada donde rinde homenaje al disco de versiones de Bowie “Pin Ups”, pasando por la horrible producción en los temas y la manera de estar interpretados por la banda en un tono claramente metálico sobre todo en la figura de Tommy Victor, que para Prong es un fuera de serie pero su estilo no acaba de encajar en el tono más clásicos de Glenn, cuesta buscar algo de inspiración en “Skeletons (2015)”. 


A lo largo de su carrera musical Danzig ya han dado muestras de sus influencias versionando a artistas de un amplio abanico musical, como muestras "The Hunter" de Booker T. Jones, "Trouble" de Jerry Leiber and Mike Stoller, "Hand of Doom" de Black Sabbath, "Buick McKane" de T. Rex, "Caught in My Eye" de The Germs o bien "Cat People" de David Bowie, que aunque no en todos los casos se muestra inspirado, hacen un conjunto más completo que el que presenta ahora. No se que producto hubiera salido con la idea inicial de sacar un disco de versiones de Elvis ya que "Let Yourself Go" carece del feeling necesario sobre todo a nivel instrumental y donde mejor funciona la banda es en la interpretación de clásicos más rockeros como el “Lord Of The Things” de Aerosmith, que solo por escoger ese tema ya merece un respeto, pero en otro como “NIB” de Black Sabbath donde podríamos pensar que Glenn se sentiría como pez en el agua también falla. Mientras tanto por el disco aparecen temas como el "Devil's Angels" de Davie Allan, “Rouge Boy” de ZZ Top o “Cryng In The Rain” de The Everly Brothers dando forma aun producto carente de alma y que caerá en el olvido de todo el mundo, creo que hasta del propio Danzig.