martes, 1 de diciembre de 2015

Ghost- Sala Apolo, 30/11/2015, Barcelona.

Históricamente las bandas ocultas bajo mascaras y ropajes que recrean un personaje o bien una identidad han existido siempre, de mayor o menor éxito y de longetividad en su carrera. Cuesta mantener el aura y sobre todo el éxito, o bien cansarse de tu propuesta y acabar aparcándola. Todo ello se debe basar en una propuesta musical interesante, que enganche todavía más que tu propuesta escénica y visual. En el caso de Ghost, estos se abrazan sin complejos a los rituales tanto religiosos como oscuros, acercándose al universo de King Diamond o bien sonando como un grupo AOR sin miedo, es más hasta la grandilocuencia de los temas que suenan en las ediciones de Eurovisión parece colarse en su música, por no habar de la conexión con ABBA. Con todo lo anterior nos encontramos con una sala que colgó el cartel de “Sold Out” para comprobar que parte hay de “Hype” y que parte de banda con una base sólida en la propuesta de los suecos. 


El gran punto positivo de su directo lo encontramos alejado del envoltorio de la banda, ya que es la propia música la que brilla, ésta gana en potencia, pegada y electricidad, algo que en sus discos falta en ciertos momentos. Es cierto que se tira de sonidos pre-grabados, aunque dotan todavía más de mesianismo y redención las guitarras y base rítmica, y ésta claro que con las mascaras hacer coros “reales” es complicado. “Meliora (2015)” supone un salto cualitativo en sus composiciones y es ese camino el que toman en directo, elevando aun más la potencia. Los más veteranos del lugar detectamos el halo de Mercyful Fate en varios temas “Ritual”, “Cirice”, etc…. aunque los estribillos Pop de “He Is” o la psicodélia triste del cover de Roky Erickson “If You Have Ghosts”), redondean un repertorio que si bien en algún momento puntual se intuyó algún pequeño bajón, éste fue el gran vencedor de la noche. 


En el aspecto visual agradezco el uso del humo por el suelo del escenario, (como buen amante del Heavy 80’s esos detalles se aprecian) y quizás en rasgos generales, podríamos esperar algún tipo de efecto o número que defina el show, pero en todo momento la banda esta activa sin necesidad de correr por el escenario y mantiene la intensidad, por momentos parecía la escena de la orgía de “Eyes Wide Shut”, eso sí sin sexo sobre el escenario. La figura del Papa se muestra en todo su fervor eclesiástico en una primera parte, ataviado de sus ropajes de misa, etc… más limitado en cuanto a movimientos, pero con un gran magnetismo. Para la segunda parte el Papa se despoja de sus ropas y se muta en una especie de “mimo” gracioso y malvado al estilo Jaz Coleman de Killing Joke, lanza besos al público, aplaude a los músicos y contrasta con el de la primera parte. No se que recorrido tendrán Ghost, pero de momento…….. Come Together, Together As One….. Come Together for Lucifer’s Son!


Pics by The Great Instagramer Feliphone.

2 comentarios:

Oscar Reyero dijo...

Coincidimos con el cambio de actitud de Papa Emeritus en cuanto se despojó de sus ropajes papales...en mi blog lo reflejé hace unos días con respecto al concierto de Madrid. Yo me lo pasé estupendamente, la verdad es que me gustó muchísimo el concierto. Esperaba mucho de ellos y sin duda hasta me dieron más de lo que esperaba.

Un abrazo

Ofersan dijo...

Oscar- Si, era como dos personajes distintos, la verdad es que lo mas remarcable del show para mi es el sonido que la banda metió a sus temas, otra cosa es la propuesta escénica que quizás pueda ser algo mas impactante. A ver cuanto recorrido tiene la banda. Gracias por el comentario.