lunes, 27 de enero de 2014

Red Fang + The Shrine + Lord Dying- Sala Bikini, 26/01/2014, BCN.



Pocas veces tenemos la oportunidad de ver una gira tan completa por nuestros escenarios, por lo que tanto en Barcelona como en el resto de fechas, la respuesta del público esta siendo muy buena, casi llenando o llenando todos los locales. Por otra parte, destacar que parte del publico, es una nueva inyección de juventud, lo cual deja claro que la escena del “digamos” nuevo metal goza de buena salud y hay ganas de descubrir nuevas bandas, en el caso de Lord Dying y The Shrine y de ver como otras que ya nos han visitado en festivales y abriendo para otras bandas, se aposentan en la escena, dando todo un “recital” de intensidad en formato club, este es el caso de Red Fang. Así mismo, cabe destacar como factor positivo la calidad precio de entrada // oferta de bandas y en el negativo, la sala escogida, que si bien en cuanto a sonoridad es excelente, los precios de los servicios son excesivos, alejados del poder adquisitivo de la mayoría del público allí congregado. 


Lord Dying dieron el pistoletazo de salida a los vatios y el volumen que durante unas tres horas acariciaría nuestros oídos. Podríamos decir que su propuesta abraza, al metal de corte más clásico y Trash sin excesiva rapidez, pero técnico en sus solos. El muro de sonido es más evidente en directo que en los cortes incluidos en su álbum “Summon The Faithless (2013)”, sonando éstos más crudos en directo. De la propuesta de las tres bandas, esta es fue la de corte más “Heavy Clásico”, entrante perfecto y demoledor. 


The Shrine se mueven en ese mundillo californiano, que se retro alimenta del Skateboard de los setenta, mezclado con Punk, Heavy Clásico y lisérgico, acompañado de altas dosis de velocidad, con la sensación de haberse tomado un ácido bajo el sol de la playa. Basando su sonido en los “Riffs” de guitarras distorsionados y directos, los de California, no dieron tregua, enlazando las canciones de forma rápida y directa, pasando de Black Flag a los otros Black los Sabbath sin ningún tipo de problema, se despacharon rápido y creo que se llevaron un buen puñado de nuevos fans. Por poner un pero, los cinco último minutos de su show se basaron en demostrar que su cantante y guitarrista también tiene un aire de “Guitar Hero”, pero en el conjunto ese pasaje encajo perfectamente. 


Red Fang son la banda más en forma de la escena metal, si bien su último disco “Whales And Leeches (2013)” ha generado algo de discrepancia entre sus fans más duros, la mezcla de melodía en ciertos temas con momentos más agresivos y el juego vocal, les hace un gran favor a su propuesta, siendo esta mucho más dinámica y llevadera en su show. A todo esto, debemos añadir la capacidad de enlazar de forma casi continuada su Set, la pegada de la batería que sin ser un prodigio de técnica, el toque que le emplea encaja de forma perfecta en las líneas de bajo y la duplicidad de las guitarras. 


Con todos estos factores, ofrecen un show compacto basado en lo mejor de sus últimas obras, encajadas a la perfección en un Set sin fisuras, que si bien ya sabíamos de su valía por sus shows en el Sonisphere Festival de este verano, Posiblemente junto con Clutch nos encontramos con una de las bandas más compactas y rodadas en directo, así mismo, a otros compañeros de escena como son Mastodon, esto les debe suponer un plus para ofrecernos otro gran álbum.