lunes, 29 de noviembre de 2010

Autour de Toulouse et Carcassonne.

Como bien refleja el titulo del “post” (en Frances por supuesto), la intención del mismo no es otra que la de reflejar la escapada que mi amada Sophie y yo nos hemos pegado por el sur de Francia, en concreto a Toulouse y Carcassonne, los que ya hayan leído el “post” anterior del blog han comprobado que uno de los motivos del viaje era Asistir al show de Drive By Truckers, pero el mimo se anulo a última hora.

Toulouse es una ciudad pequeña y que tiene el encanto de esas ciudades francesas que tanto nos gusta a Sophie y a mí, en un par de día e incluso menos se puede visitar sin problema. Al llegar al acogedor hotel del centro de la ciudad y dejar nuestras pertenencias, nos damos cuenta de una ciudad activa ya que es viernes a mediodía, eso sí, todo bajo un riguroso frío de invierno.

Como centro de actividad nos encontramos la plaza del Capitole y su teatro, las calles que nacen y mueren en dicha plaza son peatonales y podemos encontrar de todo tipo de tiendas. Paseo cerca de la catedral y la zona de anticuarios y después del paseíto, tocaba descansar un poco para la noche de rock que nos esperaba.

Llego el momento de desplazarse a La Dynamo para ver el show de drive By Truckers. Llama la atención que la calle donde se localiza el club esta desierta, solo iluminada por las luces de un restaurante, después de preguntar a varios peatones y en un restaurante, localizamos el local, la entrada es más propia de la parte de atrás de un almacén clandestino. Accedemos a la entrada y sorpresa, concierto anulado con los tickets en la mano me quede. Pero bueno, otra vez será, así que para ahogar las penas que mejor que unas cervezas y una cena con productos de la tierra y un buen vino, total Drive by Truckers no son una banda de cabecera para mí.

Al día siguiente, nos despertamos bajo la imagen de una fina capa de nieve cayendo sobre la ciudad, ésta fue aumentando, llegando a emblanquecer las calles, nos quedamos con la imagen de la vecina de enfrente del hotel viendo nevar desde su ventana, en Albornoz, cigarrillo en mano y café, pura imagen de película bohemia francesa.

Toca pasear de nuevo y descubrir más partes de la ciudad, cruzamos el río hacia la otra parte de la ciudad y volvemos al centro para comprar algo de vino, foie, mostazas, mermelada de higo y violetas, todo con la intención de hacer una comida en Barcelona. Por supuesto, damos buena cuenta de las tiendas de moda de la ciudad, algunas realmente interesantes, como la llamada Rock and Roll, o una de ropa vintage, realmente interesante, menudas chupas cruzadas de piel, eso sí los precios de vintage nada.

Por supuesto, la música siempre es un bonito souvenir en cualquier viaje, y si es en vinilo mejor. Paul Emile Vinyls es espectacular, casi todo es segunda mano y tiene referencias muy difíciles de encontrar, eso sí de 20€ euros hacia abajo poca cosa, y otras desorbitantes como el “Blast Off” de Stray Cats edición con portada rosa a 48€, servidor adquirió una referencia de Great White “…Twice Shy” y Thin Lizzy “Renegade”. Muy cerquita de ésta tenemos Disquaire Vicious Circle, tienda pequeña y centrada solo en rock, mejores precios y algo de material muy interesante, adquiriendo el doble vinilo de American Heartbreak y The Bellrays “Hard Sweet and Sticky” en un bonito vinilo rojo. En esta última descubrí que ese mismo días The Bellrays tocaban en Auch a 100 Km de Toulouse, pero se alejaba hacia el norte de nuestra ruta, y la noche amenazaba lluvia y muchísimo frío, otra vez será.

Seguimos nuestra ruta hacia Carcassonne, atan solo una hora de coche de Toulouse, y si me apuras hacía todavía más frío. Un cambio de ubicación de hotel de última hora, nos permite alojarnos en un lugar de esos privilegiados, con vistas a la “Cité” medieval y decorado con un toque de encanto realmente especial. Al llegar al hotel, comprobamos que nuestra cámara de fotos se ha estropeado, clara señal de que tenemos que comprar una nueva, pero sin tiempo a lamentarse, tiramos hacia la Cité para dar un paseo nocturno y como alimentarnos de los buenos productos locales, o lo que es lo mismo una Cassolette, un potente guiso de judías, salchicha de callos (si, de callos!!!) y muslo de oca entre otras cosas, es una bomba, pero exquisita.

La aventura toca a su fin y el domingo después de “Le petit Dejeneur” y una nueva visita a la Cité medieval pero esta vez en plena actividad diurna, toca encarar el camino de retorno a Barcelona, la banda sonora elegida es el nuevo de Motorhead, WovenHand, NIN y si, Drive by Truckers, no se lo tendremos en cuenta a Petterson Hood.

5 comentarios:

J.M.B. dijo...

Toulouse es una ciudad muy bonita,me gusta mucho y eso que hace mucho tiempo que no voy por ahi. Carcassonne, no conozco. Yo suelo ir cada poco a Bayonne y Biarritz de compras: foie, vino, queso... Muy bonito el hotel, ya me diras para hacer una escapada.

Saludos.

TSI-NA-PAH dijo...

Tres bien votre franÇais! je connais Toulouse,on mange tres bien!
Aurevoir.

Il Cavaliere dijo...

Escapada maravillosa. Que me gusta que no veas

Felicidades


Saludos

nortwinds dijo...

muy guapo tio

Ofersan dijo...

JMB- Estube hace mucho en Biarritz, tengo que volver. Cuando te acerques por Toulouse pideme la dirección del hotel.

Tsi Na Pah- Verifico que se come muy bien , si, je,je....

Il Cavalieri- Sin duda es una escapada muy interesante, si.

Nortwinds- Un fin de sema muy completo.