jueves, 9 de julio de 2015

Operation Rock & Roll Tour 1991.

En 1991 y todavía sin entrar en estado comatoso por la movida alternativa, el Heavy Metal en todas sus vertientes gozaba de una salud de acero y grandes giras recorrían USA para demostrar su dominio, como es el caso de "Operation Rock & Roll" (creada en honor de la victoria de la guerra del golfo ¿?) que juntaba a Metal Church, Dangerous Toys, Motorhead, Alice Cooper y Judas Priest. Headbangers Ball era el programa estrella de la MTV y la juventud se rendía ante cualquier banda a la que allí se le daba juego, caso sobre todo de Dangerorus Toys que parecían que esta gira los apartaría de ser una promesa (bajo el paraguas de Sony, para mi siempre fue una banda de segunda) y para Metal Church que en ese año uno de sus vídeos “A Date With Poverty” no pasó de sonar y que los situaba directamente en convertirse en un referente del metal, nada más lejos de la realidad un poco mas tarde,unos desaparecieron y los otros mal vivieron como banda de "Pseudo" culto dentro de la escena Heavy Metal. 


En el caso de los tres grandes que encabezan la gira, Motorhead curiosamente fueron los peor tratados, en muchas ocasiones prescindieron de ellos en varias fechas de la gira, y eso que presentaban su e último gran disco,el espectacular "1916". En aquella época se presentaban como formato de banda de cuatro miembros y su volumen era atronador, confiaban en su nuevo álbum y sus temas sonaban junto a sus clásicos habituales fuera de cualquier parafernalia escénica. Alice Cooper por el contrario gozaba de su segunda juventud y necesitaba exhibir su poder con un escenario con una calavera y unas manos a los lados que eran el punto extra de "Hey Stoopid" un disco que ahora se degusta mejor que en su momento, ya que se presento demasiado cargado de colaboraciones y disperso pero que por lo que cuentan directo funciono. 



Las grandes estrellas eran Judas Priest, que con "Painkiller" necesitaron demostrar que ellos eran el verdadero Heavy metal, que queréis que os digo,para mi esos no son los Judas Priest que me gustan y ese disco nunca lo he aguantando en exceso, quizás mas de un me trate de loco, pero se me hace cansino. Por lo que he leído de sus shows, puede que sean algo como lo que vimos por estas tierras, una banda poco compenetrada y un Halford que parecía estar ya en otro sitio, algo así como el show de Rock in Rio 91, tachuelas, Harleys, Riffs de guitarra clásico y un líder fuera de contexto que no invitaba a la compenetración, les salvaban los temas. Sin duda esta sería una de las últimas grandes giras a nivel USA de banda dentro del panorama Heavy Metal, es decir cuando reinaba en todas las cabezas de la juventud americana.