lunes, 19 de octubre de 2015

Blackberry Smoke- Sala Bikini, 18/10/2015, Barcelona.

El salto cualitativo en calidad y tablas sobre el escenario de la banda de Atlanta es evidente después de ver uno de sus actuales shows, como es el caso del que ofreció en Barcelona el domingo noche, siempre y cuando lo comparemos con su pasada visita del 2009 donde apenas medio centenar de personas no salimos excesivamente convencidos. Se han hecho grandes, en USA son una referencia y sus giras cada vez van a más, su música ha girado hacia la comercialidad, pero por otra parte también hacia un tono más purista por el lado country Rock. A nivel personal, prefiero su lado Hard Rockero, ese que asomaba fresco en sus primeros discos y del que ahora se pueden permitir el lujo de prácticamente no incluir referencias en sus set lists, creo que “Sanctified Woman” no debería faltar en sus shows, como contrapunto festivo al purismo (En Barcelona no sonó). 


Con un Charlie Starr de autentico jefe y acompañado de una banda que salvo el guitarrista, el resto son puros invitados que acompañan el ritmo que marca su jefe y que no interactuan ni entre ellos ni con su publico. Eso es un punto que deberían trabajar para que la banda gane en soltura y que se salga algo del guión de la “pulcritud” que marca en su sonido y formas. El show es altamente disfrutable, y para los fans es tocar el cielo, todos los temas son perfectamente ejecutados y disfrutados, revisan clásicos como Led Zeppelín o Almman Brothers durante la interpretación de “Sleeping Dogs” y su set conjunta un gran número de temas Southern Rock que cubren todos los huecos del mismo, desde Hard Rock, Rock And Roll, Baladas de mechero, Nuevo Country Rock Fm, etc…. Aunque sinceramente creo que la duplas de guitarristas debería aplicarse en más solos en sus temas y en doblar guitarras para llevar su sonido a otro nivel, así como la base rítmica, una bestia de batería que podría dar más de si y de forma menos básica.


El show arranco de forma sublime, eléctrico y rockero, publico entregado en una sala que agotós los tickets y una banda enchufada y sabedores que necesitaban cubrir expectativas, “Six Ways Sunday” o “Testify” marcan la pauta hasta “Fire In The Hole” y “Rock And Roll Again”. A partir de ese punto creo que el show se ve lastrado de una serie de medios tiempos que siendo éstos perfectamente ejecutados, no acaban de engancharnos de nuevo al mismo salvo en su recta final, “Shake Your Magnolias” es un hit en toda regla y perfecta para finalizar el show antes del bis que posiblemente peco de tranquilo pero que acabo con un “Ain’t Much Left Of Me” eléctrico y que dejo claro que Blackberry Smoke han crecido a un nuevo nivel, si vuelven posiblemente será en un sitio más grande, por lo que haberlos disfrutado en formato sala ha sido un lujo.