martes, 20 de octubre de 2015

Tom Keifer- Sala Razz2, 19/10/2015, Barcelona.

Una vez finalizado el show de Tom Keifer, queda claro que necesitaba desarrollar su propuesta en solitario para mantenerse vivo musicalmente y físicamente, sobre todo a nivel vocal. Sus shows no se muestran encorsetados dentro de la propuesta Hard Rock de su banda madre y abrazando el Rock, el Blues, Hardrock, Honky, etc…. se le ve más cómodo ejerciendo ya sea de frontman micro en mano, tocando acústica, posando con su Fender SG, agarrando la armónica, bromeando o grabando al público con su teléfono móvil y subiéndolo a las redes sociales al momento. Si bien, con su anterior visita a Barcelona con Cinderella el efecto nostalgia y emotivo nos pudo a todos y dimos por bueno un show corto y algo carente de garra, ésta vez Keifer estructuró el set de manera que pudiera descansar su voz y llegar al final del mismo cansado y justo vocalmente, pero entregado. Desgraciadamente el publico no respondió como debería y la sala presento media entrada (Cerrando con telones media sala para no verse tan vacía), éste si se entrego desde el principio. 


Acompañado por una banda efectiva con la que interactúa sobre todo con su guitarrista y que maneja como buen jefe según marque el ritmo del show (destacar que todos meten voces y eso se nota) que se ve alimentado por todos los singles de su banda madre y lo mejor de su trabajo en solitario “The Way Life Goes (2013)”. Aquí creo que es donde radica un poco el error en cuanto al Set list, no ofrecernos ningún tema de la discográfica de Cinderella tan evidente, al fin y al cabo las personas que van a tus shows son fans y esos detalles te lo agradecerán y será un valor añadido al mismo. A ritmo del “Street Fighter Man” stoniano suena la Intro “Bad Seamstress Blues” que da paso a “Fallin' Apart at the Seams” y uno de los singles de su propuesta en solitario, la efectiva “It's Not Enough”. Keifer se muestra cómodo y en forma, “A Different Light” tiene ese aire a las baladas de Aerosmith etapa “Pump” y tras el saludo inicial al personal se empalman dos trozos de historia del Hard Rock Hair metaleero “Somebody Save Me” y “Shake Me” donde podemos ver los “tics” clásicos de Keifer sobre escena. Llegado ese punto, Keifer se toma un respiro y baja revoluciones ofreciendo un set acústico con “Heartbreak Station” “Flower Song y “Don't Know What You Got (Till It's Gone” que da paso a la balada “Nobody's Fool”, quizás yo no hubiera bajado tanto las revoluciones pero el resultado fue emotivo cuanto menos. Vuelta a la electricidad con “Solid Ground” y “Cold Day In Hell” mi canción favorita de su obra en solitario, tiene un sonido a los Stones de “Steel Wheels” que me engancha. 


Hasta aquí Keifer que había mantenido el tipo vocalmente creo que ya se muestra cansado, a pesar de ello, la interpretación de “Coming Home” me parece muy buena y en la interpretación de “Shelter Me” con un piano juguetón, ya necesita el apoyo vocal en ciertas de su guitarrista. Para el bis, Keifer deja fluir sus influencias y lo da todo micro en mano en “It's Only Rock 'n' Roll (But I Like It)” y “With a Little Help From My Friends” (Joe Cocker Style). Visiblemente agotado remata el show como no podría ser de otra manera con “Gypsy Road” en la que se le ve sufrir para llegar a todas las líneas vocales pero que culmina con el apoyo de la banda. Evidentemente como fan de Cinderella esperaba ver a un Keifer todavía mejor físicamente, pero hay que reconocer que cumple con su shows de forma correcta y ha sabido adaptarse a sus carencias vocales, mientras que sus compañeros andan perdidos en bandas de auto versiones o directamente como Fred Coury que anda tocando para discos de musicales infantiles, Keifer se muestra vivo.

Foto Edko Fuzz (Nice Pics in Twitter @EdkoFuzz).